Marcas de cervezas Belgas

Si algo es realmente característico de Bélgica es su excelente calidad y variedad en cervezas. Desde rubias en vasos largos hasta negras y clásicas espumosas, cada una con sabor único y particular que sin duda, las convierten en las preferidas y definidas por millones de cerveceros en todo el mundo como las mejores cervezas y las más sofisticadas del mercado.

Con más de 700 marcas diferentes, Bélgica posee una gran colección que data desde hace siglos en la que la botella, vaso o copa en la que es servida es uno de los principales protagonistas.

Existen tantas marcas de cerveza en Bélgica como cerveceros aficionados a ella. El lema “Un día, una cerveza” se ha vuelto muy popular en esta región, y significa básicamente un reto en el que debe probarse una cerveza distinta cada día. En este artículo te mostramos las mejores y más populares marcas de cervezas belgas, una cerveza milenaria que sin duda merece ser saboreada:

Stella Artois

La cerveza estrella de Bélgica y probablemente la más famosa del mundo. Si algún día te paseas por algún bar de la hermosa Bélgica, probablemente termines con una cerveza de esta marca sobre la mesa. Es una bebida procedente de Lovaina y preparada a base de lúpulo, malta de cebada, maíz y agua; posee un grado de alcohol del 5% y puede encontrarse a nivel internacional.

Duvel

Una de las más conocidas y apreciadas por el pueblo belga es la Duvel. Es producida desde hace más de un siglo pero originalmente era conocida como Victory Ale y luego sus propietarios decidieron cambiar su nombre a Duvel (que significa un verdadero diablo), para resaltar precisamente su alto grado de alcohol (8.5%)

Una Ale rubia y espumante que posee un sabor a lúpulo muy suave y un poco de amargor, es servida en una copa redonda con una etiqueta de color blanco y rojo.

Petrus

Una cerveza producida en Bélgica desde hace cuatro generaciones. Su aroma a malta, caramelo tostado y ligera esencia a chocolate y frutas la convierten en una cerveza muy querida y respetada. Tiene un color rojo oscuro, textura fina y un sabor tan rico que la convierte en una representación maravillosa del arte cervecero de la región.

Su grado de alcohol es de 6.5% y puede encontrarse durante todo el año.

Brugs Tarwebier

Una de las mejores cervezas blancas que pueden encontrarse en Brujas es la Brugs Tarwebier. A pesar de no ser tan popular ni fácil de encontrar, su sabor ligero y delicadamente afrutado con un poco de acidez a base de cilantro la hace especial entre tanta variedad.

Posee un 4.8% de alcohol por lo que resulta muy ligera y fácil de tomar.

Ciney Brune

Es una cerveza ligeramente oscura de color marrón o avellana de tipo Dubbel. Posee un grado de 7% de alcohol y a pesar de no ser muy popular, contempla en su sabor y etiquetado siglos de tradición y sabor.

Chimay

Un verdadero placer hecho en Bélgica. La cerveza Chimay, también conocida como la cerveza picante de Bélgica es una de las más populares y la que más grados de alcohol posee. Es producida por los monjes trapenses de la Abadía de Scourmont de Chimay y su tipo es Abbey Dubel Belga. Es un tipo de cerveza que posee una gran variedad en sus presentaciones, las más conocidas son la Chimay Azul (9% vol.) y la Chimay Roja (7% vol.) que posee un estilo en malta rico con un toque de picante y afrutado y se caracterizan por tener un color cobrizo o marrón.

Es un tipo de cerveza que posee un exquisito aroma frutal a ciruela y nueces. Debe tomarse con una temperatura entre 10 o 12 grados como máximo para disfrutar completamente de toda su esencia y sabor.

Hoegaarden

La cerveza de trigo belga más conocida. Una cerveza turbia y fresca con sabor y aroma afrutado de tipo Pilsen. Posee una cantidad moderada de espuma y apenas 4.9% grados de alcohol.

Hopus

Una marca de cerveza que no puede faltar en su lista de cervezas por probar. Una cerveza Strong Pale con 8.3% de alcohol, con espumosa y cremosa textura. Tiene un sabor fuerte con un final un poco amargo, por lo que debe tomarse con cuidado.

Jupiler

Podría considerarse como una de las cervezas más consumidas en Bélgica. Una cerveza tipo Pilsen muy parecida a la Stelar Artois. Con un sabor muy ligero a malta y tono casi transparente, posee 5.2% de alcohol.

También posee una presentación sin alcohol, o al menos con muy poco (0.5%) y pertenece a la corporación cervecera más famosa del mundo, AB InBev.

Gouden Carolus

Esta cerveza artesanal de hace más de 400 años alcanzó su popularidad por ser la preferida del emperador Carlos V y fue originalmente creada con fines medicinales. Esta cerveza rubia de espuma blanca es presentada en una amplia gama de versiones y variedades que merece la pena probar.

Sus presentaciones más populares son la Gouden Carolus Classic, Gouden Carolus Tripel y la Cuvée van de Keizer-Blauw. Esta última es una presentación exclusiva que solo puede encontrarse cada 24 de febrero, día de celebración del nacimiento del emperador.

Su sabor es amargo con esencia afrutada y poseen un grado de alcohol de 8.5%

Marcas de cerveza negra

Bien sea por la intensidad de la malta o por su penetrante olor a café, lúpulo y regaliz, la cerveza negra está posicionada como una de las favoritas de los amantes de esta bebida y esto ha hecho que su popularidad se haya extendido a diferentes partes del mundo.

Aunque nació en Alemania, hoy en día son muchas las marcas internacionales que producen cerveza negra de diferentes tipos, como por ejemplo la stout Guiness, que se fabrica en Dublín (Irlanda) y se ha convertido en el ícono universal de la cerveza negra y las fiestas de San Patricio.

En Bélgica y Estados Unidos también se elaboran buenas cervezas negras, como la Vander Ghinste Oud Bruin, que ganó el precio a la mejor cerveza negra del mundo en el año 2015.

La cerveza negra puede encontrarse en diferentes tipos. Las tipo Porter tienen sabores más amargos y colores más oscuros producto de su elaboración artesanal y fermentación ‘ale’ y no por menos se han convertido en las más demandadas.

Mientras que las de tipo Stout, tienen un sabor más dulce y el volumen de alcohol varía dependiendo del tipo de fermentación. Entre las diferentes variedades de cerveza negra tipo Stout se encuentran las ‘cream stout’ (elaboradas artesanalmente con maltas tostadas y caramelizadas) y las ‘imperial stout’ (poseen un color oscuro y un aroma muy marcado).

La cerveza tipo Bock no es necesariamente un tipo de cerveza negra, aunque puede ser oscura. Para su elaboración se utiliza malta y una fermentación baja, por lo que adquieren un sabor suave y agradable. Se dividen en Doppelbock, Esibock, Hellesbock y Maibock.

En este artículo te presentamos una lista con las 10 marcas de cerveza negra más reconocidas.

Guinness

País de origen: Irlanda

Alcohol por volumen (ABV): Entre 4,1% y 8%

La Guinness es la cerveza negra más vendida a nivel mundial. Tiene una elaboración original que data desde hace más de 200 años, caracterizada por su color rubí oscuro y un aroma dulce y fresco. Además de la Guinness original, esta marca también ofrece otros tipos de cerveza negra: Draught (de barril), Foreign Extra Stout (elaborada localmente en Asia, África y el Caribe desde los años 60), Special Export y Dublín Porter.

Paulaner Hefe Weissbier – Dunkel

País de origen: Alemania

Alcohol por volumen (ABV): 5.3º

Elaborada por la Cervecería Paulaner. Esta cerveza negra de trigo se caracteriza por su color no tan oscuro con destellos rojizos, su espuma es de color crema y su aroma a malta tostada tiene notas de plátano y caramelo.

Belhaven

País de origen: Escocia

Alcohol por volumen (ABV): 4,2%

La cerveza negra Belhaven es elaborada con cuatro tipos de malta. Tiene un tostado más oscuro, un aroma fresco especiado y un sabor más fuerte e intenso a café y chocolate negro.

Bock Damm

País de origen: España

Alcohol por volumen (ABV): 5,4%

La Bock Damm es una cerveza negra Munich con una espuma caramelizada, tiene un sabor acentuado a malta tostada pero con un amargor suave producto de la baja fermentación.

Westmalle Dubbel

País de origen: Bélgica

Alcohol por volumen (ABV): 7%

Elaborada por la cervecera belga Abdij Van De Trappisten Van Westmalle con agua subterránea natural, malta tostada levadura propia, lúpulo y azúcar candela morena.

Es un clásico de la cerveza negra de Bélgica, tiene un color oscuro proveniente de la caramelización con azúcar. Su sabor característico es a frutas y notas de especias.

Old Rasputín

País de origen: Estados Unidos

Alcohol por volumen (ABV): 9%

Las cervezas negras de tipo Russian Imperial Stout son de las más oscuras y con más grados de alcohol. Tiene un color marrón rojizo casi negro, su arome es a café y chocolate y tiene un cuerpo suave con una mezcla de sabores dulces y cítricos.

Buckler

País de Origen: España

Alcohol por volumen (ABV): 0%

Esta marca es una de las pioneras en la elaboración de cervezas sin alcohol y por supuesto, en su catalogo no podía faltar la cerveza negra; una bebida tipo lager elaborada a base de maltas tostadas, con un aroma a café y sabor a caramelo.

Super Bock Stout

País de origen: Portugal

Alcohol por volumen (ABV): 5%

La marca más vendida en Portugal elabora una cerveza negra tipo Stout desde el año 2003. Es producida a partir de maltas especiales, que le dan un aroma y sabor afrutado, con notas de caramelo, frutos y chocolate. Además, Super Bock también tiene un versión SIN alcohol de cerveza negra, con un 0,5% de alcohol.

Leffe Brune

País de origen: Bélgica

Alcohol por volumen (ABV): 6,6%

Esta es una cerveza belga de abadía de alta fermentación y con espuma abundante y acuosa. Tiene un sabor ligeramente afrutado y con notas de manzana. Su color es marrón oscuro.

St. Peters

País de origen: Inglaterra

Alcohol por volumen (ABV): 6,5%

Desde 1996, esta empresa inglesa elabora una de las cervezas de la clase Cream Stout más reconocidas: Saint Peters Cream Stout, que tiene un aroma fuerte, un color oscuro, casi negro, y un volumen de alcohol que alcanza los 6,5% grados. Esta marca también elabora las cervezas Old Style Porter e India Pale Ale.

Mejores cervezas inglesas

Hablar de Inglaterra y no hablar de cerveza resulta impensable. Solo en Londres hay más de siete mil pubs y una gran parte produce su propia cerveza artesanal; al mismo tiempo proliferan las “breweries”, pequeñas factorías lideradas por jóvenes emprendedores. Quizás –y solo quizás- las mejores cervezas inglesas estén en alguno de estos puntos tan pequeños en relación a la impresionante producción tradicional.

Lo cierto es que en este suelo las extranjeras tienen cada vez menos cabida y sus habitantes no solo son grandes consumidores de cerveza sino también excelentes productores en diferentes escalas. Encontramos las de tipo Ale, de alta fermentación, con agradables frutados en su fondo de paladar, buen cuerpo y complejidad aromática, las Bitter, que se sienten secas en su baja densidad y predominancia de lúpulo; las Pale Ale, con encantador tono rojizo ámbar y muy afrutadas; las Brown Ale, tan oscuras como maltosas, afrutadas y secas; las Stout, también de fermentación alta, muy densas, cremosas, de ligera carbonatación y con tintes de acidez frutada; y las Porter, fuertes y oscuras, con su intenso aroma malteado y el marcado sabor amargo del lúpulo. –

Inglesas de pura cepa

Las consideradas mejores cervezas inglesas nacen de importantes cerveceras, fábricas que tienen siglos produciendo. Una de ellas, por ejemplo, es Samuel Smith’s, la más antigua de la localidad de Yorkshire. Comenzó en el año 1758 y se destaca por utilizar la límpida agua del pozo abierto hace más de doscientos años para este fin. Su Nut Brown Ale es una muestra de la excelente calidad que logran, también por utilizar lúpulo aromático y la mejor malta de cebada. Ella resulta seca, muy oscura y con aroma reminiscente a nueces y almendras.

Otro de sus logros es la Samuel Smith Oatmeal Stout, que se elabora con avena y apasiona por sus aromas a chocolate mezclados con café y banana… un balance perfecto y dulzón con fondo seco.

No podemos dejar de mencionar a la Bombardier, una premium muy especial, elaborada con lúpulos maduros y –atención a este detalle- cebada malteada machacada, que le confiere un sabor intenso pero suave al paladar, con notas cítricas. Si le pidiésemos a un británico que enumere a las mejores cervezas inglesas, esta no faltaría.

Por su parte, la Young’s Double Chocolate Stout -que se elabora en una cervecería del sur londinense, en Wandsworth , y es la más antigua del Reino Unido (funciona desde el año 1581)- tiene un cuerpo tan ligero que invita a beberla a grandes tragos, disfrutando su sabor fuerte y dulce con aroma a chocolate. Está entre las elegidas habituales.

También es el caso de la Fuller’s Past Masters Double Stout, sabrosa y fuerte, que se elabora con una receta original de 1893 y cuenta como ingrediente principal a la cebada malteada y secada tal como se estilaba hace dos siglos. El resultado es un cuerpo denso y oscuro, con aromas frutales y ahumadas notas a café y chocolate amargo.

Entre las cervezas de tipo Stout tampoco podemos dejar a pasar a la Mackeson Triple X, una clásica Milk Stout inglesa con azúcares no fermentables. Son estos azúcares los que agregan dulzor y cuerpo, pero aun así el alto tostado de las maltas marca tan bien el sabor, que logra presentarse con una personalidad absolutamente original, de baja carbonatación, graduación media y con una mezcla aromática de caramelo, chocolate y café.

Recorriendo el buen gusto a veces buscamos sorprendernos, en este caso lo ideal es probar una Hobgoblin, una Ale de cuerpo ligero, con sutil armonía entre los amargos y afrutados. Su espuma parece mágica: color blanco níveo y es tan atractiva cuando se forma como rápido desaparece. Todo sobre un cuerpo cobrizo que invita a beberla hasta el final sintiendo el fuerte sabor a malta, el amargor medio del lúpulo y un suave fondo frutal. Esta cerveza es una expresión de equilibrio entre lo dulce y lo amargo, con la misma intensidad en sus 5.2% de alcohol. Se dice que el secreto de su buen sabor nace en la forma de tostar las maltas.

Al pan, pan y ¿a la cerveza?

También se dice que lo mejor está al final, por eso como broche de oro de este artículo hemos dejado a la predilecta por sobre todas de los londinenses, la London Pride. Sin dudas, esta Ale de llamativo tono ámbar, ocupa el trono de las mejores cervezas inglesas; sabe deliciosa, resulta muy refrescante pero, extrañamente, se vincula el placer de beberla con el de probar pan tibio, recién horneado. Así y todo su sabor clásico se balancea entre lo dulce y lo cítrico, haciendo perdurable su gusto en boca.

Ámbares, rojizos, marrones y oscurísimos armonizan la burbujeante paleta de opciones a la hora de nombrar a las mejores cervezas inglesas, una invitación a disfrutarlas sintiendo sus aromas y sabores inconfundiblemente tradicionales.

Marcas de Cerveza inglesa

Las marcas de cerveza inglesa hacen honor a su tradición de consumo. Pisar el brumoso suelo londinense sin probar algunas es casi un atentado al buen gusto ¿Cómo perderse el placer de saborear una Stout, una Bitter, una English Brown Ale, una Porter o una English India Pale Ale?

Ver para creer y probar para convencerse

Las marcas de cerveza inglesa destacan por el diseño de envases y etiquetas, tienen la personalidad de la bebida que representan, como augurando sus virtudes.

Cada fabricante tiene sus “cervezas de batalla” y producciones especiales. Recorremos entonces una selección de producciones destacadas de algunas reconocidas cerveceras:

St Peter’s Brewery

St Peter’s Old-style Porter

Estilo Porter de buen cuerpo, con fondo de malta tostada, toques de chocolate y café. Sobrepasa apenas los 5° de alcohol.

St Peter’s Ruby Red Ale

Con 4,3% de graduación alcohólica destaca la presencia de cerezas, caramelo y frutos sobre el sabor de la cebada.

St Peter’s Best Bitter

Amarga de buen cuerpo, sabe a caramelo y fruta. Tiene muy poco alcohol: 3,7%.

St Peter’s Christmas Ale

Se siente suave, aún con sus notables 7° de alcohol, quizás por el sabor frutado que la distingue acompañando el clima navideño.

Marston’s Beer Company

Marston’s Strong Pale Ale

Muy refrescante en boca, suave y ligera. Precaución: se bebe fácil pero tiene 6,2° de alcohol.

Marston’s Old Empire

India Pale Ale con casi 5% de alcohol, muy íntegra, con marcado amargor de lúpulo.

Marston’s Oyster Stout

Muy cremosa, con amargor especiado, frutal y cierto tono floral. Tiene 4,5°.

Hop Back Brewery

Hop Back Entire Stout

Fuerte sabor a malta tostada con notas de café y chocolate. Graduación media baja.

Crafty Dan

Crafty Dan 13 guns

American IPA de 5,5°, muy equilibrada, de base amarga enriquecida con cítricos y frutos tropicales expresados en su aroma.

Crafty Dan Triple C

Deliciosa Golden Ale, tan fresca como amarga. La triple C refiere a Citra, Chinook y Centenal, los tres lúpulos utilizados en su elaboración.

Crafty Dan Big Ben

Típica English Brown Ale con graduación alcohólica de 5,8%. En su dulzura el lúpulo interviene con un fuerte aroma. Una negra realmente diferente y excelente.

Robinson’s Brewery

M Robison’s Old Tom

Estilo Old Ale con 6% de alcohol, suave y cremosa. Un placer el resabio de chocolate del final en boca.

Newcastle

Newcastle Brown Ale

Una dulcísima Brown Ale, de alta fermentación y solamente 4,7% de alcohol.

Adnams Southworld

Adnams Ghost Ship

Golden Ale de solo 4,5°, equilibrada y sabrosa con notas cítricas.

Adnams Innovation IPA

Aromas de albaricoques y mangos definen su intenso sabor. Tiene 6,7% de alcohol.

Shepherd Neame

Shepherd Neame Bishops Finger

Una Special Bitter elaborada con el lúpulo Kent, compleja, con sabores frutales de pasas y ciruela.

Greene King

Greene King St Edmund’s

Golden Ale con toques cítricos, poco alcohol y muy refrescante.

Greene King Strong Suffolk

Sabe y huele al roble de las barricas donde envejeció. Tiene 6% de alcohol; resulta fácil de beber por sus tonos de caramelo y uvas.

Thwaites

Thwaites Lancaster Bomber

Para una Bitter puede parecer muy amarga, pero resulta ligera y sabrosa. Tiene un 6,7% de alcohol.

Fentimans

Fentimans Ginger Beer

Sin alcohol, con una exclusiva mezcla de jengibre y limón. Exquisita y refrescante.

Bath Ales

Bath Ales Wild Hare

Blonde Ale orgánica con 5% de alcohol, muy lupulada con toques frutales cítricos.

Bath Ales Wild Hare

Su ámbar desprende aromas a caramelo, acidez y especias que refuerzan los sabores de malta y lúpulo. Graduación media.

Fuller’s

Fuller’s London Porter

Carácter único con 5,4% de alcohol. Cremosa, medianamente amarga, con aroma a chocolate y café.

Thornbridge

Thornbridge Chiron

Pale Ale de personalidad refrescante y compleja en simultáneo. Graduación media con toques cítricos y especiados.

Thornbridge Wild Swan

Blonde Ale muy dulce con poco alcohol: 3,5 %. Tan vistosa como refrescante con sus tonos alimonados, herbales y ligero picante.

Samuel Smith

Samuel Smith India Ale

Variados lúpulos ingleses otorgan particular amargor al que se suman notas afrutadas. Buena identidad y graduación media.

Samuel Smith Organic Pale Ale

Muy aromática y maltosa, con toques tropicales. Tiene 5% de graduación alcohólica.

St Austell

St Austell Proper Job

Esta IPA se elabora con agua de Cornish y tres clases de lúpulos. Tonos florales, de pino y cítricos remarcan su burbujeante amargor.

Great Heck

Great Heck Citra

Pale Ale con 4,5% de alcohol. Resinosa, frutal, equilibrado sabor como atractiva vista dorada y refrescante.

Siren Craft Brew

Siren Craft Brew Soundwave IPA

margo del lúpulo cortado con pomelo, mango y melocotón, con graduación media.

Meantime

Meantime Chocolate Porter

Una suave base amarga expresa su sabor tostado con toques de café y chocolate.

Wichwood Brewery

Wichwood Brewery PileDriver

Sabores a malta tostada, fruta fresca y café con toques de caramelo. Exquisitamente ligera. Tiene 4,2 % de alcohol.

St Austell

St Austell Admiral’s Ale

Equilibrio de sabores y aromas. Tostado amargo más toques de caramelo en esta Bitter de graduación media.

Buxton Brewery

Buxton Axe Edge

Compleja y perfumada, resultan exquisitas sus notas de piña, mandarina y frutas tropicales.

Y hay más, claro que hay más fábricas y marcas de cerveza inglesa ¿acaso alguien podría imaginar una Inglaterra sin un destacado liderazgo, también en la producción cervecera?

Marcas de cerveza belga

En un país tan pequeño como Bélgica vive un mundo de cervezas, tantas que dos años serían apenas suficientes para probar una al día de las variedades que producen diferentes cerveceras. Estas fábricas, de diferentes magnitudes, son las responsables del reconocimiento que han ganado en todos los continentes las marcas de cerveza belga.

En todos los casos se cuida el detalle del recipiente en que se envasa y del recipiente en que se sirve. Para resguardar la cerveza de los efectos nocivos de la luz, las botellas son de vidrio de color verde oscuro o marrón castaño y cada marca de cerveza belga define el vaso ideal para beberla y valorar sus propiedades.

Algunas tienen un proceso de doble fermentación y, en general, recomiendan consumirlas a temperatura de bodega, a no menos de 8° y a no más de 15°. Sean blancas, negras, rojas, lambic o trapenses, vale probar todas las marcas de cerveza belga para entender por qué expertos y aficionados coinciden en declararse cautivados por gran parte de ellas.

Burbujeante identidad

No podemos afirmar, aunque sí inferir, que los gustos van cambiando tras el paso del tiempo; quizás sea esta la razón por la que la popularidad pase de una a otra cerveza según la época. Hay registros, por ejemplo, de que en los siglos XVI y XVII, las preferencias de la mayoría se inclinaban hacia Crabbelaer, una cerveza de la región de Gante. Pero seguramente también influyen las campañas publicitarias y la excelente variedad producida en Bélgica. Una pequeña selección entre las muchas más elegidas nos brinda un panorama de cuán importante es el abanico varietal en las marcas de cerveza belga.

Gauloise Blonde

Esta rubia sabe muy dulce al principio, pero casi de inmediato da lugar a que el lúpulo se deje sentir con todo su amargor. Tiene una graduación alcohólica de 6,3 % en su atractivo dorado con espuma bien blanca y cremosa.

La Chouffe

Muchas etiquetas captan fácilmente la atención de los compradores, pero hay una que no falla: La Chouffe, una rubia muy refrescante del tipo Ale, lo hace con la figura de un gnomo muy llamativo y encapuchado de rojo. Una tentación con bastante graduación alcohólica, tiene el 8%.

Chimay

Una opción de primera para probar lo que logran elaborar los monjes trapenses, en dos versiones: la Chimay Roja, nombre que representa muy bien su vista de tono cobrizo con una mezcla de toques frutales y de nuez moscada en su sabor, levemente agridulce, y la Chimay Azul, con una graduación alcohólica del 9 % -2% más que la roja-, densa, amarronada con tonos de fruta, forma una cremosa corona de color beige.

Delirium Tremens

Se muestra en un atractivo ámbar clarito esta trapense que tiene una graduación del 9 %, de tipo Ale, y tiene la particularidad de dejar en boca un suave fondo picante. Su espuma es generosa y sostenida. Es la marca top de la Cervecería Ghents Huyhe.

Blanche de Namur

Así como suena su nombre se percibe su sabor: esta cerveza de trigo es tan suave como refrescante y tiene alcohol moderado, un 4,5%. Al servirla, la corona una espuma muy fina y blanca sobre un tentador dorado amarillento pálido.

Duvel

Dorada y espumosa, marca su presencia también al beberla, con un fondo amargo equilibrado que parece esfumarse. Esta cerveza es del tipo Ale y su volumen de alcohol es de 8,5 %.

Bush Beer

Es reconocida en su versión original como la más fuerte por su graduación alcohólica del 12 %, pero esta cerveza elaborada en la región de Valonia también tiene su versión Ale con una graduación menor, del 7,5%.

Grimbergen Blonde

Su sabor trapense es suave y afrutado, como acompañando el tono amarillo suave de su vista; sin embargo la malta se marca fuerte en el fondo de boca, un placer con 6,7% de graduación alcohólica para beber entre los seis y ocho grados de temperatura.

Hoegaarden Blanche

Una clásica de trigo de blanca turbiedad en medio de reflejos dorados donde el sabor a levadura se encuentra muy natural. Refrescante y de buen cuerpo, logra una gran cantidad de espuma al servirla que desaparece tan rápido como se forma. Tiene solo 4,5% de graduación alcohólica.

¿Kriek?

Así, entre signos de interrogación porque no estamos hablando de una marca de cerveza belga sino de un tipo de cerveza que tiene gran repercusión por elaborarse con cerezas fermentadas que se añaden a la cerveza Lambic de base. Pueden probarse sus exquisitas versiones en la Mort Subite Kriek, la Belle Vue Kriek , la Cantillon Kriek Lambic, todas rondando el 5% de graduación alcohólica.

Y claro que corona con su mística la Westvleteren XII y acompañada por muchas otras, como la dulce y delicada Leffe Blonde, la rubia suave Maes, la popular Stella Artois, la imponente triple Sint Idesbaldy o la doble la Maredsous 8.

¿Una recomendación final? Elegir el recipiente apropiado al momento de servirse una cerveza belga, tal como ellos remarcan, el modo en que suben las burbujas incide en el sabor y aroma ¿Cómo atreverse a contrariar a los maestros?

Marcas de cerveza alemana

A pesar de las restricciones que impuso la “Ley de Pureza” promulgada en el año 1516, Alemania ha desarrollado muy buena variedad de cervezas de excelente calidad. Un paisaje burbujeante de dorados translúcidos, pasando por turbios hasta llegar a marrones oscuros casi negros, arma el abanico de opciones a la hora de tomar una pinta en los bares de hasta el pueblito más pequeño de la tierra germánica.

Si bien hay una larguísima lista de marcas de cerveza alemana para recomendar, hay algunas de ellas que se han ganado la mención, ineludiblemente.

Marcas de cerveza alemana con historia

No hay ninguna recién nacida en esta lista, todas tienen en su haber una trayectoria en la cervecera que la elabora y algunas en sí mismas, porque llevan varios siglos con la misma receta. Su historia suele marcarse como un detalle distintivo en las etiquetas, con un escudo o un nombre representativo de su origen, de su región, de su cuna.

Weihenstephaner Korbinian

Es producida por la cervecera más antigua del mundo, la Bayerische Staatsbrauerei Weihenstephan, con diez siglos de actividad continua. La define un particular color tostado, dado por la mezcla de malta de trigo y cebada, y una alta graduación alcohólica (de 7,4% vol.) aligerada por sus notas a café cuando está en boca.

Hofbräu München

Es una cerveza de trigo tipo Ale, de fermentación alta, con un 5,1% vol. de alcohol en su vista dorada, turbia y refrescante desde sus tonos frutados.

Kapuziner Weissbier Hefe

Dicen que es la más refrescante del mundo, es de tipo Ale, elaborada con malta de trigo y Naturtrüb, una levadura especial que tiene un sabor único.

HellBischofshof

Esta Weissbier es elaborada por Bischofshof, en Baviera. Tanto su nombre como el escudo y la etiqueta que la identifican refieren al obispo de la ciudad de Ratisbona. La cervecera se fundó en 1649 en las cercanías del Palacio Episcopal. La definen sus tonos naranjas y turbiedad, es muy cremosa al paladar y tiene un aroma ácidamente frutado.

Paulaner Dunkel

La cerveza Paulaner Dunkel tiene una base con más malta de trigo que de cebada, un 5,3% vol. de alcohol y sabe dulce, con toques de plátano mezclados con levadura.

Hacker-Pschorr

Una típica cerveza alemana de trigo sin filtrar, de fermentación alta. Está elaborada con un 60% de trigo y un 40% de malta de cebada y tiene graduación media. Se presenta con un dorado amarillento oscuro y turbio, más cierta dulzura con evocación de cítricos que la hacen exquisita.

Schlappeseppel

Esta cerveza del tipo HefeWeissbier es producida por la cervecera Schlappeseppel, en Aschaffenburg, desde 1631. Es muy suave porque se utiliza malta de trigo sin cáscara y gana un delicado aroma floral y frutado gracias a la levadura pura de alta fermentación.

Spaten

Encanta con su dorado perfecto esta rubia alemana de tipo Bock Lager. Con su 5,2% vol. de alcohol y su suave perfume a malta logra un sabor persistente y refrescante, quizás otorgado por el tipo de lúpulo que contiene, el hallertau. Se cuenta entre las predilectas de los asistentes a la Oktoberfest, fiesta que se celebra en Munich desde 1810.

Andechs Doppelbock

Proveniente del monasterio de Andechs, en Baviera, esta es una cerveza de abadía, oscura, de sabor consistente y maltoso. Precisamente, tiene un proceso de triple malteado, lo que acentúa su sabor y le da mayor graduación alcohólica, alrededor del 7%.

Franziskaner

Entre las marcas de cervezas alemanas, la Franziskaner es una de las más reconocidas y comparte su fama, entre las de trigo, con la Paulaner y Hoegaarden. Se elabora con trigo malteado, de fermentación alta y sin filtrar. Intensa, suave y refrescante con una graduación media de alcohol.

Schneider Weisse TAP-7 Original

La cervecera G. Schneider Sohn es la responsable de elaborar esta clásica cerveza de trigo típica del sur de Alemania. Es de estilo Hefeweizen, de un oscuro color naranja y suave aroma a plátano dulzón.

Diebels Alt

Fabricada en Issum, en la región de Düsseldorf, por la cervecera Diebels, es del tipo Altbier, muy afrutada y suave, con aroma a malta y caramelo, con marcado color marrón y menos de 5° vol. de alcohol.

Warsteiner Premium Verum

Se fabrica en la ciudad de Warstein, en Westfalia y tiene gran popularidad en Alemania. Es del tipo Pilsener, con un 4,8% vol. de alcohol, levemente ácida y denotado aroma a lúpulo.

Köstritzer Schwarzbier

Se elabora hace medio milenio en la cervecera Köstritzer Schwarzbierbrauerei, en Turingia y es por lejos la más consumida entre las negras de Alemania. Suave e intensa al mismo tiempo, muy oscura y con notas de regaliz y cierto toque metálico que la hace inconfundible.

BitburgerBitburger

Estilo Pilsner, fresca y ligera. Tan dorada como brillante, desde su transparencia deja percibir la malta y el lúpulo de un modo casual. Es muy rica esta cerveza rubia fabricada por la cervecera Bitburger Brauerei Th. Simon, en la ciudad de Bitburg, al oeste de Alemania.

Es difícil pensar en cosas típicas de Alemania sin que se venga a la mente la imagen de sus tabernas, con su gente riendo y compartiendo grandes jarras de cerveza. Hay mucha tradición ahí y hay muchas marcas de cerveza alemana para recrear un momento así, con tanta identidad.

Los tipos de cervezas más populares

La cerveza es consumida en todas partes del mundo. Muy valorada y demanda, su fama no es mal ganada. Y es que, su variedad de matices y sabores la hacen la bebida por excelencia para compartir con amigos, para refrescarnos en un día caluroso de verano o para disfrutar de un partido en un bar. Pero ¿cuáles son los tipos de cervezas más populares y consumidos?

Tipos de cervezas que más consumimos

Elaboradas a distintas temperaturas y en combinaciones que varían según el fabricante, las opciones abundan. Tanto en Europa como Asia y América, distinguimos los tipos de cervezas famosas como:

  • Tradicionales

También consideradas artesanales, favorecen el uso de materia prima autóctona y una fabricación “casera”. Las hay a base de sorgo, arroz, maíz y diversos cereales sin limitación en cuanto a recetas.

  • Híbridas

Pueden combinar métodos antiguos y modernos de elaboración para crear fórmulas personalizadas. Son un nicho importante para consumidores que favorecen la producción local y pueden contener jengibre, vino, estar añejadas o ahumadas.

  • Elaboradas sin gluten

Considerando la enfermedad celíaca y alergias alimentarias, esta modalidad presenta un interesante desarrollo. Dado que el maíz, arroz, frutos secos y más no tienen gluten, nunca falta el ingenio para elaborar recetas adaptadas a dichas condiciones.

  • En base a fermentación espontánea

De origen belga, se denomina Lambic porque el ambiente para su elaboración está lleno de levaduras salvajes. Esto significa que este ingrediente fundamental no es agregado y dicha exposición le da un carácter único al producto final.

Las cervezas con lagering

Conocidas como lagers, son las más consumidas. Fermentadas a baja temperatura, tienen poca graduación alcohólica y son cervezas de tonalidades rubias, doradas o negras. Entre la más conocidas tenemos:

  • Pilsner: originaria de Pilzn (República Checa), se diferencia de las Pale por su fórmula, tonos más dorados y sabor más amargo. Aquí destacan productos como Beck’s, Budwiser, Staropramen, Warsteiner, Mahou, San Miguel y más.
  • Pale lager: esta variedad muestra matices más claros no tan tostados, un sabor más ligero y debería beberse a unos 5 °C. Tiene origen inglés pero fue popularizada en Alemania, propiciando marcas como Foster’s, Heineken, Coors, Carlsberg, Miller, entre otras.
  • Bock: creada en la ciudad alemana de Eisbenck, esta variedad se caracteriza por su color oscuro, alto grado alcohólico (+6°), dulzura a causa de la malta y cierta refinación. También es conocida como Eibock, Maibock, Dopplebock o Weizenbock.

Las birras con denominación Ale

También muy conocidas entre los diferentes tipos de cervezas europeas, son de fermentación a temperatura mayor (15 a 25 °C). Además, presentan la diferencia de que son consumidas tibias y exhiben notas de más amargura.

  • Trapenses o de abadía: típicas de las regiones belgas, pueden presentar un alto nivel de alcohol, pero resultan más suaves que otras por sus matices afrutados.
  • Stout: reconocida por su color oscuro, presenta un sabor tostado, puede ser dulce o seca y apareció en las islas británicas. Muy similar a la Porter, su grado alcohólico suele estar por encima del 7%.
  • Porter: nacida de la mezcla entre brown ale y pale ale, destacan por ser menos fuertes que las stouts con representantes como Murphy’s y Guinness.

Ahora que las conoces, date un gusto con los diferentes tipos de cervezas disponibles.

Las mejores fiestas de la cerveza alrededor del mundo

Cada año, aficionados a las deliciosas cañas son testigos de insaciables multitudes que se reúnen para degustar las diferentes variedades que ofrecen los festivales. Muchos países poseen su tradicional fiesta de la cerveza, por lo que vamos a averiguar cuáles son las más populares alrededor del mundo.

Top de las mejores fiestas de la cerveza

Al consultar publicaciones especializadas y hablar con expertos, damos por sentado el OktoberFest y nos decantamos por la siguiente lista:

  • The Great American Beer Festival (Denver)

La cita para esta emblemática fiesta de la cerveza llena de norteamericanos y visitantes internacionales, ocurre este 2018 del 20 al 22 de septiembre. La define la asistencia de 800 compañías cerveceras que exhiben más de 3800 variedades de frías, muchas actividades y un jurado de 100 miembros para escoger la ganadora. Si tienes chance de probarlas todas… ¡Salud!

  • Mondial de la Bière de Montréal

En su 25ª edición, este evento está pautado para realizarse entre el 06 y 09 de junio. Considerado como el más importante de su clase en Canadá, se trata de un mix de entretenimiento que incluye más de 500 productos, 90 cervecerías, comida, música y talleres. Con una asistencia creciente, es una invitación difícil de resistir.

  • Festival Internacional de la Cerveza de Qingdao

Catalogado como el Oktoberfest asiático, el encuentro para este año está pautado para la 2ª semana de agosto en el Golden Sands Beach Warren Square. Iniciado en 1991, la edición anterior contó con la presencia de 40 productores de birras que mostraron unas 200 variedades. Qué mejor excusa para visitar China que una buena celebración.

  • Cape Town Beer Festival

Quienes buscan más que una aventura en la exótica áfrica, pueden optar por esta fiesta de la cerveza que cumple 9 años y se realiza en el Hamilton’s Rugby Club. Es conocida por ofrecer más de 200 clases de cervezas, la asistencia de 60 productores cerveceros, gastronomía, música en vivo e incluso partidos de Rugby para toda la familia.

  • Barcelona Beer Festival

Los amantes de las mejores cañas que no quieren abandonar la madre patria tienen una cita obligada del 16 al 18 de marzo. Por ser la muestra española más importante en este rubro, hay más de 350 tipos de cervezas, 80 expositores y diversas promociones para asistir. L’Hospitalet de Llobregat será un gran anfitrión.

  • Great British Beer Festival (Londres)

Quienes ya piensan en las vacaciones de verano tienen en este festival (7-11 de agosto) una opción imperdible. Lleno de gente, perriers, sidras y variedades icónicas como las stouts y porters, esperan más de 500 expositores que producen 900 tipos de birras diferentes.

  • Fin de Semana Cervecero de Bruselas

Aunque no alcance el tiempo o el dinero para probar las más de 350 variedades de cervezas, aún así resulta una escapada interesante en septiembre (7 al 9). Serás testigo de las tradicionales pilsen, trappist, lambic, rojas y más de 50 cervecerías reconocidas.

Es difícil elegir una fiesta de la cerveza ideal, pero si tuvieras que hacerlo afortunadamente las opciones abundan.

Las mejores cervecerías del mundo

Si elegir la mejor cerveza es una tarea compleja, escoger a las mejores cervecerías del mundo resulta un poco más difícil por los parámetros a considerar. En un universo de 5000 empresas pequeñas y gigantescas, la creación de cañas generada por la competencia no tiene tregua. Por eso esta vez revisaremos la información sobre 2 listados con características diferentes.

Las mejores cervecerías en cuanto a producción

En esta clasificación encontramos a las mejores cervecerías según su importancia económica e influencia en el sector. Algunas producto de fusiones importantes para abarcar otros mercados, el ránking es el siguiente:

  • Anheuser-Busch/Inbev. Reconocida por su logo de caballos Drysdales, la creadora de la Budweiser, Beck’s, Stella Artois, Michelob, Brahma y 300 variedades más, es inconfundible.
  • Beijing Yanjing brewery. Curiosamente, esta cervecera pertenece al Beijing Enterprises Holding Ltd que también produce gas natural y cuentan con 30 fábricas en 10 provincias chinas.
  • Carlsberg. Alguna vez patrocinante del equipo de futbol inglés Liverpool y la selección inglesa, esta marca danesa pertenece a la Fundación Carlsberg que también contribuye al desarrollo de la cultura.
  • Femsa. Esta multinacional mexicana no solo es reconocida por la Coca-Cola, sino por productos como Tecate, Bohemia, Dos Equis, Sol, Carta Blanca.
  • Heineken. Con marcas como Amstel, Tigre, Murphy y Córdoba, esta cervecería holandesa la reconocemos en cualquier parte por su icónica botella verde.
  • Kirin Brewery. Conocida por utilizar un unicornio en su Kirin Lager e Ichiban Shibori, esta compañía japonesa forma parte de la mega corporación Mitsubishi.
  • Modelo. La fabricante de la famosa Corona, esta empresa mexicana también distribuye productos como Victoria, Negra León, Estrella, Pacífico, Montejo, entre otras.
  • Molson-Coors. Esta importante fusión Canadá-Estados Unidos está asociada con Sab Miller y cuenta con un legado de 350 años de producción.
  • South African Breweries (SAB) Miller. Con más de 200 marcas a escala mundial, representa el 11% del consumo y es conocida por cervezas como Glosch, Bavaria, Castle Lager y más.
  • Tsingtao Brewery. Proveniente de la provincia china de Qindao, sus birras han sido protagonistas en películas como Gran Torino y Blade Runner.

Las mejores cervecerías según Ratebeer

Este reconocido sitio web cada año publica lo que muchos consideran como las mejores cervecerías del mundo. Se trata de una comunidad de aficionados a las cervezas que siempre están valorando la calidad de los productos. La diferencia consiste en la entrega de evaluaciones individuales hechas por los consumidores.

En este caso en particular, se toman en cuenta 10 parámetros principales que incluyen el desempeño histórico general y las reseñas más importantes del año. La idea es utilizar un método consistente para comparar estilos distintos entre empresas grandes y pequeñas. Para el 2017, la lista por orden luce así:

  1. Hill Farmstead Brewery (USA)
  2. Cloudwater Brew Co. (Inglaterra)
  3. Trillium Brewing Co. (USA)
  4. AleSmith Brewing Co. (USA)
  5. Cycle Brewing (USA)
  6. Omnipollo (Suecia)
  7. Other Half Brewing (USA)
  8. Cigar City Brewing (USA)
  9. Mikkeller (Dinamarca)
  10. Evil Twin Brewing (Dinamarca)

Si crees que la cervezas que consumes es la mejor, no dudes en dar tu opinión sobre las mejores cervecerías del mundo.

Las cervezas belgas

Bélgica se ha convertido en un verdadero paraíso para los amantes de una buena cerveza. Con más de 1500 variedades, esta refrescante bebida posee una atrapante historia desde la Edad Media que, sin duda, merece la pena contar.

La tradición y pasión por la búsqueda de una cerveza perfecta ha hecho que los cerveceros belgas se conviertan en los líderes de los grandes concursos y fiestas cerveceras. Las atractivas y vistosas jarras en las que son servidas, más su particular sabor y variedad convierten a la cerveza hecha en Bélgica en una gran opción para compartir y pasar un buen rato.

En este artículo haremos un recorrido por la historia de la cerveza belga. Además, te contaremos aspectos relevantes y muy particulares que han hecho del noroeste de Europa el hogar de las cervezas excepcionales.

Historia de la cerveza belga

En la Edad Media, los monasterios eran vistos como centros de conocimiento en donde se aprendían habilidades entre las que se encontraba la producción de la cerveza; a los monjes se les permitía beber cantidades limitadas de bebidas tradicionales ya que el agua era considerada insalubre. El vino era una de las bebidas más populares para la época, sin embargo, el clima y entorno favorecía la elaboración de cerveza en esta región, por lo que pronto se convirtió en una de las actividades domésticas más populares y autóctonas de la zona; que además, curiosamente era una ocupación realizada comúnmente por las mujeres (y sigue siéndolo en la actualidad).

Hoy en día, Bélgica es considerada como la casa de las cervezas especiales y esto no es casualidad. En este lugar fue donde comenzaron las primeras mezclas de cerveza con hierbas o “gruit”, miles de pruebas realizadas para conseguir mejorar la calidad y una mayor duración. Su cultura cervecera fue expandiéndose por cada rincón y en el año 1364, el emperador Carlos IV promulgó el decreto “Novus Modus Fermentandi Cerevisiam” con el cual los cerveceros era obligados a utilizar en sus recetas lúpulo y como consecuencia, se comenzaron diversificar sus modalidades en la preparación. Algunos la preparaban con lúpulo para que esta se conservase por mucho más tiempo, mientras que otros, continuaron elaborándola con hierbas o “gruit” con un toque más ácido para ayudarla a mantener el sabor. A partir de este momento las cervezas belgas comenzaron a tomar un color rojo o vino oscurecido.

Siglos de mezcla y tradición

En el siglo XVII, comienza la exportación de las cervezas a otras regiones: Gerstenbier de Amberes, Leuvensewitteo cerveza blanca de Lovaina, Cavas de Lier o cervezas de botella.

La calidad era un punto obligatorio para la producción de la cerveza belga, en los siglos XVI y XVII se continuaron promulgando decretos y reglamentos que buscaban garantizar un gran sabor y calidad en cada botella y es en 1783, cuando el emperador José II decide eliminar los privilegios para los monasterios (como por ejemplo, la exoneración de los impuestos) por infringir las normas en su elaboración y con ello, las abadías dejaron de ser centros de producción de cerveza y más tarde fueron demolidas en su mayoría durante la revolución francesa.

Cervezas en tiempos de guerra

La primera guerra mundial y la crisis económica de los años 30 dieron un gran vuelco a la producción de cervezas en Bélgica y, tras estos acontecimientos, varias industrias cerveceras desaparecieron a tal punto que para el año 1946 sólo 775 de estas quedaron operativas.

Las cerveceras pequeñas se vieron debilitadas por la fuerte competencia existente más los altos costos que generaban la producción y desaparecieron, fue de esta manera como las grandes corporaciones e inversiones lograron consolidarse en todo el mercado nacional.

El renacer de la cerveza belga

El año 1977 fue muy importante en la historia de la cerveza belga, ya que en este año el gurú británico Michael Jackson puso en boga toda una cultura cervecera belga y comenzó a tener reconocimiento mundial por su alta fermentación y peculiar color rojizo o cobre.

A partir del año 2000, comienzan a fusionarse grandes y medianas cerveceras, junto a las cervecerías locales comenzaron a dar paso a la exportación de este innovador producto que, hasta ahora, continúa con una gran reputación y preferencia a nivel mundial.

De hecho, Bélgica es considerada la cuna de la cerveza, debido a su gran diversidad, más de mil cien marcas para ofrecer y sus cuatro métodos de fermentación utilizados: baja, alta, espontánea y mixta. ¿Te provoca una cerveza belga? ¡Salud!