Cerveza Alemana

De más está explicar a los amantes cerveceros que los alemanes se toman muy en serio (y sí que se la toman) a esta tradicional bebida. Para empezar, del año 1434, en Thuringia, datan los primeros documentos descubiertos acerca de la creación del Reinheitsgebot (usualmente conocida como la “ley de pureza de la cerveza alemana”), una regulación que estipulaba que los únicos elementos permitidos en la elaboración de cerveza eran agua, lúpulo y cebada, los cuales serían agregados solo después de que la infusión de malta estuviese hirviendo (la levadura, tras su descubrimiento oficial en Europa, pasaría también a ser parte de los ingredientes principales). Antes de que se revocara oficialmente esta ley en el año 1987, era conocida por ser la primera regulación de “calidad de alimentos” en el mundo.

La tradición cervecera en Alemania no solo se remonta a varios siglos en el pasado. En 2012 el país fue clasificado en el tercer lugar en términos de consumo de cerveza per cápita, además de ser sede de la fiesta cervecera más grande del mundo: la Oktoberfest. Esta tiene lugar en Munich, Bavaria, y tiene una duración de 16 días, desde mediados de septiembre hasta el primer fin de semana de octubre, convocando a más de 6 millones de personas todos los años.

Pero la cerveza alemana es más que solo documentos legales y fiestas masivas. Su historia y perseverancia, sin lugar a dudas, la han ido dotando de un sabor y calidad únicos en el mundo. Acá les resumimos los diferentes estilos de cerveza alemana, y los dejamos a su disposición:

PILSNER

Las pilsner son las primeras cervezas rubias de la clase lager, nacidas en el siglo XVIII. Las pilsner originalmente vienen en dos formatos: las checas y las alemanas. Se caracterizan por tener un color amarillo pálido, por ser terminadas con un toquecito amargo de lúpulo en picante. Las cervezas pilsner alemanas tienden a tener un cuerpo más ligero, son más secas, y un tanto más amargas.

BOCK

La cerveza bock es una lager de sabor fuerte, original de Alemania. Este tipo de cerveza varía en color, desde un tono más ligero (maibock) a uno bastante más oscuro (doppelbock y eisbock). De color ámbar a marrón, contienen entre un 6 y 7 % de grados de alcohol. Prepárense para deleitarse con un sabor tostado, livianamente dulzón, propio de la malta de Munich.

SCHWARZBIER

La schwarzbier, o literalmente la cerveza negra, es un tipo de lager negra que se elabora en las tierras germanas. Poseen un color oscuro, opaco, con tintes de chocolate o café en el sabor, y generalmente tienen un 5% de grados de alcohol. Es la más negra de todas las lager alemanas. Pese a su apariencia tosca, en su sabor nos encontramos con un cuerpo más bien ligero, de una amargura tostada, que se repite sobre todo al acabarla, sacando a relucir el gusto “apanado” de la malta.

RAUCHBIER

La rauchbier, conocida también como cerveza ahumada, es el tipo de cerveza alemana que se distingue por su sabor ahumado, elaborada utilizando cebada malteada, la cual es secada a fuego abierto. Las rauchbier de Bamberg, en Alemania, son de hecho las cervezas ahumadas más conocidas del mundo. Con un sabor que a veces bordea el gusto a carne, es normalmente servida con comida en los restoranes o bares.

HEFEWEIZEN

El término general para esta clase de cerveza alemana es el de “cerveza de trigo”. Las cervezas de trigo son elaboradas con grandes proporciones de trigo en relación a su cebada malteada. Cuando se trata de cervezas ale, las alemanas son bien conocidas por este tipo. Con un gustito a clavos de olor, el resultado de esta cerveza nubosa y espumosa es precisamente la levadura del trigo. Las variaciones más oscuras reciben el nombre de dunkelweizen (trigo oscuro) y las clases más fuertes son denominadas weizenbock.

KÖLSCH

De un amarillo pajoso, claro, tiene un color similar a las demás cervezas ale alemanas. Se caracteriza por ser fermentada a muy bajas temperaturas, lo cual produce que la levadura libere un sabor delicado, algo frutal. Es una cerveza fácil de beber, con solo 5 grados alcohólicos. El nombre Kösch está protegido por la Unión Europea para que solo cerveceras pertenecientes a la región de Cologne, en Alemania (de donde proviene originalmente), puedan dotar a este tipo de cervezas con aquel nombre característico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *