Marcas de cerveza belga

En un país tan pequeño como Bélgica vive un mundo de cervezas, tantas que dos años serían apenas suficientes para probar una al día de las variedades que producen diferentes cerveceras. Estas fábricas, de diferentes magnitudes, son las responsables del reconocimiento que han ganado en todos los continentes las marcas de cerveza belga.

En todos los casos se cuida el detalle del recipiente en que se envasa y del recipiente en que  se sirve. Para resguardar la cerveza de los efectos nocivos de la luz, las botellas son de vidrio de color verde oscuro o marrón castaño y cada marca de cerveza belga define el vaso ideal para beberla y valorar sus propiedades.

Algunas tienen un proceso de doble fermentación y, en general, recomiendan consumirlas a temperatura de bodega, a no menos de 8° y a no más de 15°. Sean blancas, negras,  rojas, lambic o trapenses, vale probar todas las marcas de cerveza belga para entender por qué expertos y aficionados coinciden en declararse cautivados por gran parte de ellas.

Burbujeante identidad entre las marcas de cerveza belga

No podemos afirmar, aunque sí inferir, que los gustos van cambiando tras el paso del tiempo; quizás sea esta la razón por la que la popularidad pase de una a otra cerveza según la época. Hay registros, por ejemplo, de que  en los siglos XVI y XVII, las preferencias de la mayoría se inclinaban hacia Crabbelaer, una cerveza de la región de Gante. Pero seguramente también influyen las campañas publicitarias y la excelente variedad producida en Bélgica. Una pequeña selección entre las muchas más elegidas nos brinda un panorama  de cuán importante es el abanico varietal en las marcas de cerveza belga.

Gauloise Blonde

Esta rubia sabe muy dulce al principio, pero casi de inmediato da lugar a que el lúpulo se deje sentir con todo su amargor. Tiene una graduación alcohólica de 6,3 % en su atractivo dorado con espuma bien blanca y cremosa.

La Chouffe

Muchas etiquetas captan fácilmente la atención de los compradores, pero hay una que no falla: La Chouffe, una rubia muy refrescante del tipo Ale, lo hace con la figura de un gnomo muy llamativo y encapuchado de rojo.  Una tentación con bastante graduación alcohólica, tiene el 8%.

Chimay

Una  opción de primera para probar lo que logran elaborar los monjes trapenses, en dos versiones: la Chimay Roja, nombre que representa muy bien su vista de tono cobrizo con una mezcla de toques frutales y de nuez moscada en su sabor, levemente agridulce, y la Chimay Azul, con una graduación alcohólica del 9 % -2% más que la roja-, densa, amarronada con tonos de fruta, forma una cremosa corona de color beige.

Delirium Tremens

Se muestra en un atractivo ámbar clarito esta trapense que tiene una graduación del 9 %, de tipo Ale, y tiene la particularidad de dejar en boca un suave fondo picante. Su espuma es generosa y sostenida. Es la marca top de la Cervecería Ghents Huyhe.

Blanche de Namur

Así como suena su nombre se percibe su sabor: esta cerveza de trigo es tan suave como  refrescante y tiene alcohol moderado, un 4,5%. Al servirla, la corona una espuma muy fina y blanca sobre un tentador dorado amarillento pálido.

Duvel

Dorada y espumosa, marca su presencia también al beberla, con un fondo amargo equilibrado que parece esfumarse.  Esta cerveza es del tipo Ale y su volumen de alcohol es de 8,5 %.

Bush Beer

Es reconocida en su versión original como la más fuerte por su graduación alcohólica del 12 %, pero esta cerveza elaborada en la región de Valonia también tiene su versión Ale con una graduación menor, del 7,5%.

Grimbergen Blonde

Su sabor trapense es suave y afrutado, como acompañando el tono amarillo suave de su vista; sin embargo la malta se marca fuerte en el fondo de boca, un placer con 6,7% de graduación alcohólica para beber entre los seis y ocho grados de temperatura.

Hoegaarden Blanche   

Una clásica de trigo de blanca turbiedad en medio de reflejos dorados donde el sabor a levadura se encuentra muy natural. Refrescante y de buen cuerpo, logra una gran cantidad de espuma al servirla que desaparece tan rápido como se forma. Tiene solo 4,5% de graduación alcohólica.

¿Kriek?

Así, entre signos de interrogación porque no estamos hablando de una marca de cerveza belga sino de un tipo de cerveza que tiene gran repercusión por elaborarse con cerezas fermentadas que se añaden a la cerveza Lambic de base. Pueden probarse sus exquisitas versiones en la Mort Subite Kriek, la Belle Vue Kriek , la Cantillon Kriek Lambic, todas rondando el 5% de graduación alcohólica.

Algunas de las mejores del mundo están entre las marcas de cerveza belga

Y claro que corona con su mística la Westvleteren XII y acompañada por muchas otras, como la dulce y delicada Leffe Blonde, la rubia suave Maes, la popular Stella Artois, la imponente triple  Sint Idesbaldy o la doble la Maredsous 8.

¿Una recomendación final? Elegir el recipiente apropiado al momento de servirse una cerveza belga, tal como ellos remarcan, el modo en que suben las burbujas  incide en el sabor y aroma ¿Cómo atreverse a contrariar a los maestros?

Be the first to comment on "Marcas de cerveza belga"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*