Kits para hacer cerveza casera

brewing-kitHas probado aquí, has probado allá… en cada oportunidad que has tenido has probado cervezas comerciales y cervezas caseras. Recorriendo las góndolas del supermercado para descubrir nuevas versiones o marcas  de cerveza, yendo a los locales de delicatesen –que siempre tienen algo muy exquisitamente probado para sorprendernos-, visitando las vinotecas, también las cervecerías artesanales o sentándote en cada bar con pinta de tener buena cerveza cuando vas de vacaciones. Y llega el punto en que te planteas ¿cómo se hace la cerveza? Y ahí comienzas a indagar… y te das cuenta que puedes darte el gusto de elaborar tu propia cerveza, que tiene sus secretos pero no es tan complicado ¡y te lanzas! Pues, para esos momentos previos, en esta nota te brindamos la información esencial que te facilita alcanzar la meta de hacer cerveza casera.

Un mundo de propuestas

Antes de ir manos  a la obra y después de haberte instruido sobre la forma de elaborarla, es necesario contar con un kit para hacer cerveza casera, sin dudas. El tema es que te encontrarás con numerosas propuestas de diferente magnitud y con precios muy diferentes. La mayoría de los kits para hacer cerveza casera traen instrucciones que incluyen sus propios ingredientes o premezclas y quizás no estés en condiciones de hacer una buena elección ¡aún! Es por esta razón que comenzaremos allanando camino y contándote lo que necesitas como mínimo.

El kit para la primera experiencia

Dicen que las mejores cosas son simples, así que te deseamos gran éxito en la elaboración de tu primera cerveza casera utilizando elementos que casi seguro tienes en casa, al menos gran parte de ellos: la olla más grande que tengas, una licuadora, una heladera de camping, un recipiente con tapa, un globo común de cumpleaños, un caño largo de cobre y un par de metros de manguera, más un densímetro y un termómetro. Para comenzar este es el kit para hacer cerveza casera, ahora solo necesitarás agua, lúpulo, cebada y levadura además del entusiasmo y la paciencia para esperar el proceso.

Para envasarla puedes utilizar las botellas de vidrio que tengas, no es necesario comprar envases nuevos.

Puedes encontrar muchas recetas con sus tutoriales en Internet y también puedes ir más allá y arriesgarte a comprar un kit más complejo y fabricado a propósito. Por cierto, cada fabricante te asegura un resultado exitoso y te guía para utilizarlo.

Otros kits para hacer cerveza casera

Los elementos que componen la mayoría de los kits para hacer cerveza casera son similares. Cada uno cumple una función en el proceso de elaboración y envasado.  Lo más variable es la capacidad de los recipientes, según la cantidad de litros que se quiera producir por cada partida.

Habitualmente incluyen:

1 Cubo de fermentación con tapa y grifo

1 Cubo de embotellado con grifo

1 Cierra botellas (generalmente manual, de palanca)

1 Válvula de fermentación

1 Junta de goma para la válvula

1 Tubo para trasvasar líquidos

1 Probeta

1 Tubo rígido de embotellado

1 Densímetro (también llamado hidrómetro)

1 Termómetro de cristal

Polvo Limpiador

Chapas o tapas

1 Cepillo limpia botellas

1 Espátula oxigenante

1 Medidor de Ph

1 Refractómetro

Envases.

La mayoría  incluye también los ingredientes básicos (lúpulo, malta y levadura) y, en algunos casos, el kit para hacer cerveza casera puede comprarse con la opción del tipo de cerveza a fabricar. Si es así incluirá otros aditivos que caracterizan la variedad.

Como corresponde a cualquier equipo, están acompañados de manuales con las instrucciones de uso y suelen incluirse algunas recetas para elaborar cerveza artesanal.

Detalles para tener en cuenta

Cualquiera sea la opción de kit que se haya elegido, es importante seguir minuciosamente los pasos de la receta y respetar los tiempos de fermentación.  La primera vez puede resultar complicado familiarizarse con los instrumentos, pero, luego de experimentar teniendo en claro la función de cada uno, resulta muy sencillo.

El hidrómetro o densímetro sirve para conocer el nivel de densidad del preparado en relación al nivel de densidad del agua y así ir detectando la graduación alcohólica, el nivel de azúcar y la densidad original de la mezcla base para la cerveza; el termómetro sirve para controlar la temperatura;  el medidor de Ph controla el nivel de acidez y el refractómetro para ir viendo cómo va el proceso de decantanción.

Dicen que no hay mejor maestro que la experiencia… Aun así siempre suma prestar atención a quienes ya pasaron por la instancia de adquirir su kit para hacer cerveza casera y lo han probado, seguro tienen algo valioso para aportar y allanará el camino de darse el gusto de fabricarla en casa. Todo un desafío.

Imagen original: wikimedia.org

Be the first to comment on "Kits para hacer cerveza casera"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*