Cerveza sin alcohol

Se considera cerveza sin alcohol aquella que contiene una graduación inferior al 1%. La manera más simple de obtenerla es destilando la cerveza común ya que el alcohol se evapora mucho antes que el agua.

Mucho se ha hablado de este tipo de cerveza tanto a favor como en contra, lo que ha llevado a realizarle estudios que han concluido con datos muy interesantes. Por un lado, se le han encontrado propiedades altamente nutritivas y antioxidantes que son los encargados de eliminar los radicales libres.

Las investigaciones más recientes han puesto su interés en analizar a la cerveza sin alcohol descubriendo en ella dos grandes nutrientes: los fenoles y los anti-agregantes plaquetarios. Los primeros son antioxidantes, retrasan el envejecimiento, detienen el deterioro cerebral y reduce la posibilidad de padecer cáncer. Los segundos previenen enfermedades del aparato circulatorio como arterioesclerosis y taponamientos o rupturas de vasos sanguíneos.

Además al tener alto contenido de agua actúa como bebida hidratante con el beneficio de contar con un alto contenido de ácido fólico, vitaminas del complejo B y una gran variedad de minerales con muy bajo contenido de sodio. Esto hace que sea una bebida ideal para la tercera edad o para mujeres embarazadas. Como también cuenta con muy pocas calorías puede ser usada en dietas para adelgazar.

Cómo elaborar cerveza sin alcohol

El primer paso, al igual que en la cerveza artesanal es limpiar los granos de cebada y ponerlos a germinar con lo que se obtendrá la malta. Posteriormente se deshidrata y se coloca en horno para tostarla.

Luego, se muele y se le agrega agua macerándola hasta que se transforman en azúcar los almidones. A esta preparación se la llama mosto. Al mosto se lo filtra y al líquido obtenido se lo cocina con lúpulo. El lúpulo le dará sabor amargo característico y será el principal responsable de una buena espuma.

Se vuelve  a filtrar y una vez fría se la mezcla con levadura para que se realice el proceso de fermentación. Durante la fermentación el azúcar se convierte en alcohol como cualquier cerveza común. Este producto se lo deja madurar en botellas o barriles. Luego se pasteuriza para eliminar cualquier bacteria que sea dañina o que dé mal olor y mal sabor a la cerveza.

Esta cerveza tiene un contenido alcohólico superior al 1% para reducirlo la legislación permite que se mezcle con agua potable para cortar la fermentación o utilizar levaduras especiales de larga fermentación que solamente transforma una parte de los azúcares, por lo que la proporción de alcohol será sensiblemente menor.

De todos modos y a pesar de los beneficios que tiene la cerveza sin alcohol, no olvides que hay presente un 1% de alcohol y que se tiene que tener precauciones como con toda bebida del tipo alcohólico. Los médicos consideran aceptable el consumo de 1 o 2 botellitas por día pero no más que eso de este tipo de cervezas.

Los grandes defensores de la cerveza artesanal común opinan que no es tan rica y que no aporta tanta energía y, además, su sabor es demasiado dulce. Si nunca la probaste te sugiero que lo hagas y veas por ti mismo las bondades de esta cerveza sin alcohol.

Be the first to comment on "Cerveza sin alcohol"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*