¿Cómo debe tomarse la cerveza?

Si eres aficionado a la cerveza, debes haber notado que algunas saben mejor bien frías, otras no tanto, que el sabor difiere mucho cuando la tomamos directamente de la botella o en vaso. Y es que, al igual que el vino, saber cómo tomar cerveza requiere de cierto ritual especial para disfrutar de todo su sabor.

Pero antes de conocer la forma correcta de servir, degustar y tomar la cerveza, es importante entender que esta bebida requiere de un almacenamiento vertical (a diferencia del vino) y adecuado. Esto significa que debería estar en un lugar sombreado, fresco y a una temperatura constante entre 6 y 13 °C. Aunque se trate de una cerveza artesanal o comercial, cada variedad favorece más (Lager) o menos (Ale) el frío.

7 pasos para saber cómo tomar cerveza de cualquier variedad

Y es que, a pesar de que España no sea el país más cervecero, si comparamos con otros como República Checa o Alemania, sí que la disfrutamos. Por ello, conozcamos cómo realmente se debe tomar una buena birra o caña.

Por más que sea una costumbre, beber de la botella o la lata altera la experiencia para el paladar. En consecuencia, el primer paso consiste en usar un vaso limpio, tanto en casa como en el bar. Se recomienda enjuagarlo con agua fría y luego escurrirlo sin secarlo para lograr buena espuma.

También debes asegurarte de que el recipiente donde viene la cerveza (botella o jarra), tenga la temperatura adecuada. En ningún caso debe presentar escarcha o que el vaso que vayas a usar esté congelado porque la bebida terminará aguándose y perdiendo sus propiedades.

¿Cómo servir? Otro punto muy importante. Para obtener la espuma ideal (unos 3 cm), existe una técnica apropiada (aunque no lo creas). Con el vaso en un ángulo de 45°, debes poner la botella de forma horizontal y apuntas al centro de la pared cercana del recipiente. Cuando falten 3 o 4 cm para llenarse, enderezas el vaso y terminas de vaciarla evitando servir la parte final (sedimentos).

Ahora es el momento sibarita, si, el momento para admirar su color opaco o brillante, las características de la espuma y en general, tu apreciación sobre cómo luce. Esta costumbre te facilita diferenciar las distintas marcas.

Como todo un sommelier, resulta esencial agitar el contenido para provocar mayor carbonatación y despertar los matices aromáticos. No te recomendamos hacer una aspiración profunda sino varias pequeñas para estimular tu sentido del gusto y saber si llena tus expectativas.

Ahora el momento más esperado, tienes que probarla. Muévela un poco y luego toma un sorbo mediano para mojar tu lengua y apreciar por un momento su acidez, amargura, dulzura y nivel de alcohol. Lo importante es distinguir el recorrido desde la punta de la lengua-mitad de la boca-garganta y también el regusto.

Aprender a cómo tomar cerveza no exige una práctica demasiado compleja, te permite comprender por qué unas marcas son más apreciadas que otras y valoras más todo el proceso de elaboración.

Be the first to comment on "¿Cómo debe tomarse la cerveza?"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*