De qué está hecha la cerveza

Si bien el componente principal de la cerveza es la malta que se obtiene de la cebada, este componente no es el único. Hay ingredientes que son parte de la receta básica y hay otros opcionales que pueden ser incorporados y que van a contribuir a obtener diferentes tipos de cerveza artesanal.

A lo largo de la historia se encuentran registros de su preparación y su composición pero fue en 1516 cuando se redactó la primera Ley de Pureza que continúa hasta nuestros días y que muchos productores siguen como modelo de preparación. En este documento no sólo se puede ver de qué está hecha la cerveza sino también el modo de preparación. Esta Ley considera como únicos ingredientes: agua, lúpulo, levadura y maltas. El agua es el ingrediente que se encuentra en mayor proporción y es preocupación de los productores obtener agua de gran pureza para evitar tener que tratarla. Todas las impurezas o todos los agregados que se le realicen van a intervenir de una manera u otra en su sabor y, por tanto, en su calidad.

En lo que a maltas se refiere está indicado que la malta es el producto que resulta de germinar el grano y luego tostarlo de diferentes maneras. El grano que se utiliza en mayor proporción es la cebada pero suele incorporarse también granos de trigo. Todas estas variantes se van a traducir en variedades de sabor y tipos de cerveza artesanal.

Maltas que han hecho historia

Las maltas más famosas que se conocen son las belgas. Bélgica es considerada un paraíso para los fanáticos de la cerveza, ellos han sabido demostrar que sí saben de qué está hecha la cerveza logrando una producción de excelente calidad. Sus maltas se exportan a más de 120 países siendo la más importante la “Castle Malting”. Esta marca ha proporcionado al mercado mundial una gran variedad de maltas y ha revolucionado el torrado de las mismas.

El grano principal es la cebada pero puede combinarse también con trigo, maíz, arroz o centeno. Según el tipo de cerveza que se esté buscando, será la preparación que se utilice. Esto también determinará el color final que se obtendrá. El color es un aspecto de gran relevancia en el producto final por eso es medido y comparado según la unidad de medida EBC (European Brewery Convection).

Otro ingrediente fundamental en la cerveza artesanal es el Lúpulo que es una planta de la familia de las cannabiaceas de la cual se utilizan las flores de las plantas femeninas. Y de ellas, el aceite resinoso que contienen llamado lupulino. El lúpulo brinda un toque amargo y aroma característico según en qué momento se lo agregue en la preparación. El lúpulo también actúa como conservante natural.

Por último, el ingrediente final, según la Ley de Pureza alemana, es la levadura que va a generar la fermentación para que la cerveza artesanal contenga alcohol y dióxido de carbono. Este es  quizás el proceso más delicado y que mayor atención merece ya que cualquier bacteria extraña que entre en contacto con el proceso puede otorgar mal olor, mal sabor o cortar el proceso de fermentación contaminando el producto. La levadura es en sí un conjunto de microorganismos unicelulares que se van alimentando del azúcar producido en el mosto, el resultado es el alcohol y el dióxido de carbono. La levadura se usa en estado sólido o líquido y cuando se mezcla con el mosto se activa comenzando su proceso.

Estos ingredientes permiten obtener la cerveza artesanal tradicional según la Ley de Pureza alemana pero para los que gustan de variar e innovar se pueden agregar otros componentes como almíbar hecho de azúcar y agua, frutas, ya sea su pulpa como su jugo, etc. Podría decirse que el límite es la propia imaginación.

Por eso, conocer de qué está hecha la cerveza puede transformarse en una  materia de investigación  profunda ya que se pueden obtener muchos resultados tan sólo con los ingredientes básicos y aún muchos más con los opcionales.

Be the first to comment on "De qué está hecha la cerveza"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*