Diferencias entre las cervezas Stout y Porter

A menudo, no resulta extraño que los consumidores menos experimentados en la degustación de cervezas no sepan cómo distinguir las Porter de las Stout y viceversa. Nadie podría culparlos porque son variedades negras con procesos, ingredientes y grado de alcohol similares que tienen el mismo origen.

De hecho, se trata de un debate en el cual los más expertos no parecen ponerse de acuerdo sobre sus características individuales. Tanto así, que incluso las distintas cervecerías dedicadas a su producción las promocionan según preferencias personales, un asunto al que intentaremos darle mayor claridad.

Todo comenzó a partir de la cerveza Porter

Resumiendo la historia, la cerveza Porter está ligada a la clase trabajadora tanto de los puertos como mercados de la época. Nos referimos concretamente a mediados del siglo 17 y principios del 18, que significó el inicio de la revolución industrial. Había abundancia de inmigrantes como de la codiciada bebida refrescante.

Según diferentes publicaciones, la variedad Porter representa una mezcla de tres cervezas: Stale, Pale Ale y Brown Ale. Aparentemente producto de las mentes de Ralph y James Harwood, simplificaron un proceso que involucraba servir de 3 barriles distintos. Puesto que resultaba más barata, ganó notoriedad rápidamente entre la población.

Muchos especialistas en cañas coinciden que los sabores de aquellos tiempos difieren bastante de los que conocemos hoy. Claro, la evolución de la maquinaria, procesos e ingredientes dieron paso a nuevas maltas para la elaboración de diversas recetas. Por esta razón nace la Stout Porter, una versión más fuerte y robusta que la Porter original.

Lo que distinguió a la cerveza negra inicial fue su cremosidad, mayor nivel de alcohol y un sabor amargo que asemejaba al chocolate o el café. El desarrollo de las stouts, que tenían más cuerpo, resultaban más dulces y menos tostadas, fueron desplazando a las porters. Esto se intensificó a finales del siglo 19, cuando las primeras eran las preferidas.

La aparición de la Extra Stout de Guinness

Como venimos relatando, la incorporación de nuevas técnicas y mejores máquinas dieron paso a cervezas más complejas. De la mano del maestro cervecero Arthur Guinness, que también elaboró porters en sus inicios (1759), nació una receta irlandesa que conquistaría al mundo. La Stout vino a unificar todas las referencias a Stout Porter, Double Porter, Extra Porter y más.

El catálogo de productos de esta famosa cervecería después de la I Guerra Mundial vino a reemplazar a las versiones originales más suaves. Debido a su gran popularidad, estas nuevas cervezas negras más fuertes estaban en cualquier parte del mundo. De esta forma, los pubs europeos dieron a conocer variedades como: Sweet Stout, Imperial Stout, Oatmeal Stout y más.

Ingredientes principales de acuerdo a la World Beer Cup y otras competencias

Cuando retomamos la idea de que son pocas las distinciones, tenemos que aclarar que eso depende exclusivamente del fabricante. En la actualidad podemos encontrar stouts etiquetadas como porters y al revés. Los especialistas indican que cada cervecería tiende a resaltar unos aspectos más que otros en función de gusto, tradición e historia.

Lo cierto es que los sommeliers hacen la siguiente distinción: las porters suelen incorporar cebada malteada y las stouts cebada tostada sin maltear. Las primeras exhiben un aroma acaramelado y amargo con mayor balance. Las segundas tienen ese olor fuerte a café tostado o chocolate, con una amargura seca y cierta acidez.

Mientras que la amargura puede ser media o alta, el grado alcohólico suele ser elevado para ambas variedades: entre 6% y 15%. Con un cuerpo muy similar, se diferencian en el aroma del lúpulo, siendo las porters suaves y las stouts más intensas con cualidades cítricas y resinosas.

Be the first to comment on "Diferencias entre las cervezas Stout y Porter"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*