Mejor cerveza del mundo

No hay nada como llegar a casa luego de un arduo día de trabajo para sentarnos tranquilamente a beber nuestra cerveza artesana favorita. ¿Pero hasta qué límites llega el buen gusto de un amante cervecero, el amor por un producto estampado con un sello personal, único y exclusivo, elaborado en cantidades razonables para el disfrute de un público selecto? Y es que para ser parte de este público selecto no se necesita ser rico, sino solo tener las ganas de probar una buena cerveza, en un sitio agradable, mejor que solos en un sillón en casa.

![la mejor cerveza](/assets/mejor-cerveza-mundo.jpg)

De más está decir que para los conocedores de cerveza artesana siempre será una opción más fiable ante las industriales o producidas en masa, y es que las primeras cuentan con un mejor sabor ante una oferta más personalizada hacia el cliente, una textura que nos rememora a la misma madera en la que han sido almacenadas, una frescura incomparable (en contraste a las grandes comerciales que deben viajar grandes distancias y por ende someterse a mayor exposición de luz y aire), ingredientes más saludables y menos procesados, procesos más naturales y dignos de conocer, y todo por un precio que en nada difiere de las grandes cerveceras comerciales, pero además en espacios majestuosos, y es que muchas de estas cervezas artesanales son solo servidas directamente desde el lugar en que las crean.

Intentar hallar la mejor cerveza del mundo es sin duda una tarea larga y exhaustiva, y que nos conducirá a una respuesta difícil de afirmar con soltura, ante la gran oferta que existe hoy en día a nivel mundial de cervezas artesanas de excelente calidad y prestigio. Internet nos abruma con listas interminables de “las mejores 10 artesanas del mundo” o “the best 50 craft beer ever”, así que probablemente nunca lleguemos a una conclusión convincente. A menos que seamos nosotros mismos los que nos aventuremos a probarlas, y a viajar por el mundo en busca de la mejor cerveza artesana, al gusto de nuestro propio paladar, por supuesto, y es que en general existe un destino que se repite bastante en estas listas: Bélgica. Aquí algunas que suelen repetirse en las listas más populares:

Añejado en barricas de roble y castañas, la Lambickx es indiscutiblemente una de las mejores artesanas del mundo. Elaborada en Bélgica, se caracteriza por incluir en sus recetas tintes aromáticos de cherries. Esta cerveza es muchas veces el producto de varias lambick reposadas durante años en barriles, e incluso hay personas que compran del producto directamente para mezclar los diferentes sabores ellos mismos, en busca del sabor perfecto para sus paladares. Se recomienda revisar la etiqueta para conocer la cantidad de años de reposo y la barrica en que se mantuvo, para conocer así el gusto ideal. Calificada como “una de las 100 cervezas que debes probar antes de morir”, es importada por Vanberg & DeWulf en Estados Unidos.

La Vicaris Tripel-Gueuze tiene su origen de forma tremendamente casual. En el Festival de Cervezas Artesanas Belgas de Zythos, en Sint-Niklaas (San Nicolás), Vincent Dilewyns y sus dos hijas, Anne-Cathérine y Claire Dilewyns, resultaron ganadores de la contienda local. El año 2011 fundaron la cervecería con el mismo nombre. Esta artesanal resulta de la combinación entre tripel, un tipo de cerveza ale bastante fuerte, y gueuze, una clase de cerveza lambic belga que resulta de la unión de lambics jóvenes y viejas, la cual luego se deja en segunda fermentación al interior de una botella. Se caracteriza por contener lo mejor de ambas: un aroma ácido-limón en tintes de lambic, gustos de amargura ácida atenuados por una ligera dulzura frutal, y terminaciones secas propias de una gueuze.

Finalmente, una de las archi-ganadoras en las listas de mejores cervezas artesanales del mundo resulta ser la Westvleteren, famosa por varios conocedores cerveceros. Fabricada en la Abadía de San Sixto, es elaborada por los mismos monjes que residen en el lugar. No cuenta con comercialización exterior: solo se vende al público que llega de visita a la abadía, haciéndola una de las cervezas artesanas más exclusivas y a una de las que se tiene menor acceso. Cuenta con una cuádruple fermentación, y se caracteriza por un aroma intenso y una textura sabrosa.

Si quieren conocer más, la invitación queda abierta: la vida no está hecha para el trabajo, sino que el trabajo para la vida. Cuando llegues esta noche a casa a beber tranquilamente tu cerveza favorita, plantéate la posibilidad de ahorrar para vivir, y de comprar un pasaje a Bélgica. La cerveza, mañana, puede ser en un lugar mejor.


mejor cerveza belga

La mejor cerveza belga del mundo

Si queremos hablar de producción de cerveza, Bélgica lleva las de ganar en el tema: en este país encontramos no solo cantidad y variedad, sino también una exquisita calidad. Si alguien se propusiera probar aquí…


mejor cerveza del mundo 2015

La mejor cerveza del mundo 2015

Catadores expertos y un público amante de la buena cerveza ponen sobre el tapete las virtudes que exaltan cada tipo de cerveza producida en el mundo entero. Nada fácil para nadie indicar las distinciones precisas…



mejor cerveza del mundo 2014

La mejor cerveza del mundo 2014

Entre la creciente cantidad de cervezas que se producen en el mundo, con variedades cada vez más exquisitas y sorprendentes que desafían a las tradicionales, saber cuáles son las mejores no parece una tarea sencilla….