La mejor cerveza del mundo 2015

mejor cerveza del mundo 2015

Catadores expertos y un público amante de la buena cerveza ponen sobre el tapete las virtudes que exaltan cada tipo de cerveza producida en el mundo entero. Nada fácil para nadie indicar las distinciones precisas y argumentadas para galardonar a la mejor cerveza del mundo 2015.

Varios son los concursos que se organizan seriamente con el fin de descubrir y premiar a las mejores, pero el más referenciado es el ranking de The Top Beers in the World 2015, elaborado muy al estilo yanqui por RateBeer, un sitio estadounidense que se ocupa de reseñar y clasificar chelas provenientes de diferentes partes del mundo. Su sistema incluye en el jurado a los decisores de compras, como dueños de bares y restaurantes, expertos y aficionados que tienen una auténtica comprensión de los negocios de compra y venta de cerveza. Este y otros sitios han declarado que la mejor cerveza del mundo 2015 es la belga Fonteinen Hommage.

La ahora más reconocida Lambic, <a href=”http://www.cervezacasera360.com”>cerveza muy especial y casera</a>, se elabora en la localidad de Beersel, Bélgica. Tiene la particularidad de prepararse con frambuesas de Pajottenland y cerezas agrias. Se diferencia, además, por su proceso de refermentación natural y espontánea.

Una Lambic auténtica solo se puede elaborar en un radio aproximado de 15 km alrededor de Bruselas, es en esa región donde se producen las famosas frambuesas de Pajottenland incorporadas luego de la primera fermentación de la cerveza.

Al momento de probar esta exquisita cerveza de trigo que ocupa el primer lugar en 2015, debemos tener en cuenta servirla en una copa tipo tulipán, para disfrutar así ampliamente de su intenso tono rubí y el sabor único, carbonatado y frutal.

Pero el trono se disputa desde otras perspectivas y otro estilo de consumidores, por eso también es recomendable otorgarle la importancia que tienen otros concursos de nivel mundial.

Los gustos que dan preferencias distintas

Hay un concurso renombrado internacionalmente que ya cumplió su décimo segunda edición: el European Beer Star, que en su versión 2015 contó con la participación de casi dos mil cervezas provenientes de casi medio centenar de países. De estos, la mitad obtuvo premiación por sus producciones, con galardones de oro, plata y bronce, durante un acto especial que se realizó en la feria BrauBeviale, en Nuremberg.

La particularidad de este concurso es que las catas son protagonizadas por un panel de jueces independientes, con trayectoria y experiencia. Están allí presentes expertos en cerveza de todo el mundo. El criterio de juicio es poner en práctica todos los sentidos y dejar de lado los análisis técnicos o de laboratorio. Se pone en juego la valoración plena del consumidor y se toma como puntos clave de análisis las percepciones sensoriales, la fina y sensible observación, degustación y olfateo, que serán los definidores.

Fue así que el premio más codiciado, el que otorga el público marcando como su preferida, “Consumer’s Favourite”, y que es adicional al galardón de oro por ser la mejor en su categoría, se lo llevó la “Ayinger Bräuweisse” de Brauerei Aying, Alemania.

La burbujeante y refrescante ganadora tiene la fragancia y el sabor propio de la cerveza de trigo turbia, pero con un increíble toque dado por el carácter refinado que tiene la levadura florida, cuando es de alta fermentación y, como si fuera poco, un aroma a plátano muy definido le da ese final intenso que la hace realmente diferente.

Quienes han probado la alemana Ayinger Bräuweisse, catalogada como la mejor cerveza del mundo 2015 según European Beer Star, hablan de un gran cuerpo percibido en la primera sensación, que luego se suaviza acompañando el burbujeo ligero, casi como de champán. La definen como una típica cerveza de trigo y con un vibrante tono amargo que parece esconderse en cada burbuja, difícil de descubrir, intrigante y cautivante al mismo tiempo.

¿Y qué hacemos?

Nada mejor que probar ambas cervezas y decidir por nosotros mismos a la que le damos preferencia. El camino para llegar a ellas pasó por miles de postulaciones de todo el mundo para, finalmente, ser las elegidas en concursos diferentes. El criterio de selección ha sido distinto en cada uno y los resultados difieren, pero ¿alguien podría dudar de la calidad y originalidad de las top? Nada más ver su aspecto y la exquisita presentación, las hacen una tentación irrevocable.

Y a modo de corolario, no podemos dejar de recordar a una de las cervezas más deseadas del planeta y con una limitadísima producción anual: la fabricada por los monjes trapenses de La Abadía de San Sixtus de Westvleteren, en Bélgica, y que se hizo famosa antes de 2005, muy a su pesar. Pero esta es una historia para una próxima nota.

Be the first to comment on "La mejor cerveza del mundo 2015"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*